Archivos Mensuales: agosto 2016

Cambiando montaña por marisma

Monte Sacedón

Por el Monte Sacedón

Fecha: 23 y 30 de julio

Asistencia: Cuatro la primera y tres la segunda.

Distancias: 55,31 kms la subida a La Morcuera y 47,28 kms la vuelta por el Monte Sacedón.

Rutas: Subida al puerto de La Morcuera y Boadilla-Parque Coimbra

Meteorología: Un calor mortal. Menos mal que, en verano, adelantamos las salidas a las 7 de la mañana y cambiamos sueño por algo de frescor.

Pues ya va tocando cambiar el calor mesetario por la playa y el tragar polvo por caminos llenos de arenilla por los pinares de las marismas onubenses.

Como todos los años, toca aparcar la Merida en el garaje y rescatar las antiguallas paternas para darles un poco de movimiento en esa segunda juventud que, desde que conseguí liar a mi 51% para pedalear por la playa, están inmersas las bicicletas de los años mozos de mis señores padres durante los últimos días de agosto.

No se ha dado mal el cierre de temporada con una excursión a Lozoya. Atreviéndome, con más miedo que vergüenza, a codearme con la parte más en forma del equipo nos dimos un madrugón importante y, tras montar las bicis en los coches, nos dirigimos a Lozoya. El día, a diferencia de la vez anterior, allá por primeros de noviembre del 2015, no tenía nada que ver. La niebla que tan poco nos dejó disfrutar del paisaje no hizo aparición regalándonos, durante toda la ruta, unas vistas estupendas.

Desde Lozoya  llaneamos hasta Rascafría para empezar la ascensión el puerto de La Morcuera. Nada que ver con la vez anterior. Conseguí subir, sin mayores problemas (en noviembre del año pasado casi me dejo la salud tras desfondarme a media subida), para, tras pasar el refugio de La Morcuera, disfrutar de los 20 kilómetros de bajada hasta Canencia por el otro lado del puerto entre pinares y algún que otro excursionista con  el que nos cruzamos. Ya en el pueblo, y tras ajustar el cambio de alguno que, con tanto salto casi se había desmontado, llaneamos de vuelta al embalse de La Pinilla donde, tras 55 kilómetros de mucha diversión, retomamos fuerza y algo de resuello con un par de cervecitas bien frías.

La Morcuera Julio 2016_2

Junto al Embalse de Pinilla

El fin de semana siguiente tocó excursión de las clásicas con vuelta por Brunete, río Guadarrama y puente de hierro junto al Parque Coimbra. No por ser un terreno ya bien conocido deja de ser una rutaza impresionante. La mala suerte, y quizás el exceso de confianza, me hicieron perder el equilibrio y casi el móvil por culpa de un surco mal cogido. Nada importante pasó, más allá de algunas magulladuras en la pierna que me hacen recordar los tiempos de infancia cuando las postillas eran el adorno más habitual de mis piernas en verano.

Toca seguir con ganas: el  verano , de seguir así, puede alcanzar un nuevo hito de kilometraje sobre la bici y ayudarme en mi objetivo de incrementar la marca del año pasado. Lástima haber fallado este último fin de semana. Espero poder recuperar pronto, y con más fresquito, en los pinares de Punta Umbría.

Seguiré contando.