Archivos Mensuales: septiembre 2017

Casi una visita al Zoo

Salida 240917_1

Con un atrevido gamo

Fecha: 23 de septiembre de 2017

Asistencia: Dos de los habituales.

Distancia: 34,86 kms.

Meteorología: Uno de esos días que no sabes qué ponerte, frío al empezar y calor importante a la vuelta.

Ruta: Desde el Lago de la Casa de Campo a El Pardo.

Fieles a nuestra cita de los sábados por la mañana a pesar de haber trasnochado la víspera, este sábado nos hemos dado un paseo desde la Casa de Campo hasta El Pardo que, por la cantidad de fauna que hemos visto, más parecía una excursión al zoo o una montería que nuestro tradicional encuentro con el pedal.

Cierto es que no íbamos con muchas ganas de ruta heroica esta semana por lo que, habiendo quedado a las 8 de la mañana, los dos supervivientes del pelotón nos miramos a los ojos en el momento de empezar, y haciendo gala de esa complicidad que dan los muchos kilómetros compartidos, decidimos hacer un poco de trampa: subimos las bicis al coche y nos fuimos a la Casa de Campo calentitos y sin mucho esfuerzo quitándonos algunos kilómetros de la ruta original. Una vez allí, pedaleando paralelos al Manzanares por el carril bici, nos plantamos en Puerta de Hierro y, de ahí, seguimos hasta el Escorial por el monte. Atravesamos el pueblo y seguimos hasta el desagüe del pantano por el camino que sigue paralelo a la valla.

Quizás porque el camino era bien conocido y no habíamos visto nunca tanto animal suelto, nos llevamos tanta sorpresa al ver los rebaños de gamos que, imagino que por estar en la época de la ronca, estaban menos atentos a la presencia humana, llegando, como la atrevida hembra de la foto, a dejarse alimentar de nuestras manos directamente. Todo un espectáculo de vida silvestre a escasos kilómetros de la urbe que no deja de impresionar a urbanitas como nosotros y a los muchos paseantes, que imagino conocedores de la actividad de los gamos en estas fechas, se echaron al campo con mochilas y cámaras.

En cuanto a lo ciclista, poco nuevo en esta crónica, más allá de nuestro reencuentro con los torreznos y el pincho de tortilla que, a pesar de los muchos intentos, se nos había resistido más de la cuenta en las anteriores salidas.

Anuncios