Archivos Mensuales: mayo 2014

Paseo, Pincho de tortilla y Torreznos

Fecha:            24 de mayo de 2014

Tortilla en el Urogallo

Tortilla en el Urogallo

Distancia:    55’48 kms (un buen paseo para nuestros estándares)

Asistencia:     4/5 (sólo faltó Tabasco)

Media: 14,7 kms/h

Meteorología: Algo de fresquete al principio, pero estupendo a media mañana

Ruta: Ruta del 24 de mayo

Tras un mes de mayo con poca regularidad: comuniones, cumpleaños y demás eventos familiares en el que más que practicar el ejercicio sobre la bici, he trabajado el, tampoco mal ejercicio, de la Cruzcampo, este sábado conseguí unirme al pelotón que había permanecido fiel a la tradición de las salidas matutinas del fin de semana.

La equipación del personal fue de lo más variopinta. Los cambios de tiempo, que pasaron del calor veraniego del primer fin de semana de mayo, al frío del segundo hizo que algunos viniésemos “a cuerpo” vestidos, escásamente, con una triste camisesta y otros preparados para el más intenso de los fríos siberianos. Al final, ni unos ni otros acertamos: frío de narices al inicio que hizo que los primeros nos helásemos y calorcito importante a la vuelta que asó a los segundos.

Tras la salida desde el punto de partida habitual en Boadilla, nos encaminamos hacia la Finca Romanillos para, llegados al río Guadarrama, seguirlo en paralelo por un camino de a uno con impracticable sembrado a un lado y terraplén con caída al río por el otro, caída que, a pesar de los avisos de Ramírez, no pude dejar de “disfrutar”: leñazo importante con varios raspones y algún hematoma . Tampoco parace que la bici saliera bien parada ya que, desde ese momento y hasta el final del paseo, el cambio no dejó de sonar y la rueda posterior incorporó a su giro habitual un interesante contoneo que me la ha dejado en el taller toda esta semana.

Desde el río, llegamos a la M-503, que recorrimos en paralelo. Buen camino de subida constante de varios kilómetros que nos lleva hasta La Dehesa de Majadahonda. Cruzamos la M-50 y nos dirigimos al Carralero. Por evitar la conversación futbolera (era el día de la Final de la Champions) y el pelotón cuenta con forofos de uno y otro sino, nos embarcamos en sesión nostálgica de recuerdos de cuarentón cantando alineaciones de los 90 de los Lakers y los Celtics que alguno se conocía de memoria (increible). Así seguimos comiendo kilómetros, atravesamos el Monte del Pilar, Pozuelo, Aravaca y llegamos a la Casa de Campo donde hacemos una parada en El Urogallo, y nos tomamos unos pinchos de tortilla de los de hacer llorar y unos torreznos no menos sensacionales. ¡¡No hay forma de adelgazar!!.

Desde ahí a casa, vuelta por el camino habitual que, probablemente por el exceso de calorias engullido y el habernos quedado un poco fríos nos costó más de lo habitual, al pelotón claro. La élite, Ramírez y Santonja, se marcan sendas subidas con pasada a otros sufridos ciclistas en la ascensión desde El Lago a Prado del Rey y en la de La Finca hasta la M-40.

La próxima semana, huele a subida al Paredón ya que Ramírez se nos ha marcado hoy salida exploratoria por la zona en solitario retransmitida en directo por Whatsapp…..nos salimos, tecnológicamente hablando.

No sé si alegrarme de que tengo Comunión (otra) y fallo.